Innovación sin azúcar: los edulcorantes del futuro

Eroski Consumer

usuario

Fundación Eroski

Mié, 09/04/2013 - 10:20

0 comentarios

valoración 0 / 5

Los edulcorantes son los aditivos utilizados para proporcionar sabor dulce a los productos alimenticios en unas condiciones de uso reguladas para tal fin. La importancia de su utilización está en que han permitido sustituir la adición de azúcar para conseguir alimentos de valor energético reducido, alimentos no cariogénicos o alimentos sin azúcares añadidos. Además, ayudan a prolongar el tiempo de conservación de los alimentos prescindiendo en todos estos casos del aporte calórico que añade el azúcar (1,2).
 
 

Los edulcorantes artificiales, a diferencia de los naturales, no provienen del azúcar contenido en los alimentos (glucosa, fructosa, sacarosa, lactosa, etc.) y tampoco confieren al alimento las propiedades funcionales propias de los edulcorantes naturales como coloración, cristalización e inhibición del crecimiento microbiano. En cambio, su capacidad edulcorante es superior a la de la sacarosa y su aporte energético es escaso o nulo (3).

La lista de aditivos edulcorantes autorizados en la Unión Europea se ha visto incrementada durante los últimos años. Las incorporaciones más recientes han sido la del Neotamo, el Maltitol, el Lactitol, el Xilitol y el Eritritol (4), así como la de los Glucósidos de esteviol (extraídos de las hojas de la planta Stevia rebaudiana Bertoni) en 2011 (5) y la del Jarabe de poliglicitol en 2012 (6).

  • E 420 Sorbitoles
  • E 954 Sacarinas
  • E 962 Sal de aspartamo y acesulfamo
  • E 421 Manitol
  • E 955 Sucralosa
  • E 964 Jarabe de poliglicitol
  • E 421 Manitol
  • E 955 Sucralosa
  • E 964 Jarabe de poliglicitol
  • E 950 Acesulfamo K
  • E 957 Taumatina
  • E 965 Maltitoles
  • E 951 Aspartamo
  • E 959 Neohesperidina DC
  • E 966 Lactitol
  • E 952 Ciclamatos
  • E 960 Glucósidos de esteviol
  • E 967 Xilitol
  • E 953 Isomaltosa
  • E 961 Neotamo
  • E 968 Eritritol

¿Son seguros los edulcorantes artificiales?

A pesar de las ventajas que ha podido aportar el uso de los edulcorantes, tanto para la industria de la alimentación como para la salud de los consumidores, existe cierta preocupación en cuanto a la seguridad de su consumo y los posibles efectos perjudiciales que puedan provocar sobre la salud. En este sentido, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha abierto varias líneas de estudio, una de las cuales concluyó, en 2011, con la declaración por parte de la EFSA de la seguridad de los edulcorantes artificiales. Esta consideración hace referencia a un estudio de carcinogenicidad en ratones (7) y a un estudio epidemiológico sobre la relación entre el consumo de refrescos con edulcorantes artificiales y el aumento de la incidencia de partos prematuros (8), que no justificaron la reconsideración de las evaluaciones de seguridad del Aspartamo ni de otros edulcorantes autorizados en la Unión Europea (9).

Concretamente, el edulcorante Aspartamo ha estado bajo constante revisión por parte de la EFSA desde 2002 y, actualmente, por su Panel Científico de Aditivos Alimentarios y Fuentes de Nutrientes añadidos a los Alimentos (ANS).

En enero de 2013 la EFSA lanzó una consulta pública sobre la evaluación que realizó acerca de los riesgos del Aspartamo, cuyo dictamen científico está previsto que finalice en el mes de mayo con el consenso de todas las partes interesadas (10).

La revolución de la Stevia

El aumento de la demanda, en los últimos años, de alimentos con un menor aporte calórico con el fin de ajustar los niveles de energía ingerida a la demanda real de nuestro cuerpo, ha fomentado la investigación en el campo de estos aditivos alimentarios y ha abierto una puerta a la innovación alimentaria que está resultando muy exitosa en toda Europa.

En el caso particular de los alimentos edulcorados con glucósidos de esteviol, que son extraídos de una fuente natural, al consumidor se le ofrece no solo el beneficio de una reducción del aporte calórico, sino también el argumento de contener un ingrediente “más natural”.

Los glucósidos de esteviol son ya ingredientes comúnmente utilizados en bebidas refrescantes y zumos, pero recientemente han llegado también a las bebidas alcohólicas: Finlandia ha sido el país que ha visto el lanzamiento de la primera bebida de este tipo endulzada con Glucósidos de esteviol.

Los productos lácteos europeos también se suman al uso de este aditivo edulcorante. En 2012, estos productos contuvieron el 10 % de los Glucósidos de esteviol consumidos en toda Europa y la previsión para este sector es que llegue a duplicarse hasta alcanzar el 20 % en 2016 (11).

Referencias

  1. Real Decreto 2002/1995, de 7 de diciembre, por el que se aprueba la lista positiva de aditivos edulcorantes autorizados para su uso en la elaboración de productos alimenticios, así como sus condiciones de utilización.
  2. Reglamento (CE) Nº 1333/2008 del Parlamento europeo y del Consejo de 16 de diciembre de 2008 sobre aditivos alimentarios.
  3. Fitch C, Keim KS. Position of the Academy of Nutrition and Dietetics: Use of Nutritive and Nonnutritive Sweeteners. J Acad Nutr Diet. 2012;112:739-758.
  4. Reglamento (UE) Nº 1129/2011 de la Comisión de 11 de noviembre de 2011 por el que se modifica el anexo II del Reglamento (CE) Nº 1333/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo para establecer una lista de aditivos alimentarios de la Unión.
  5. Reglamento (UE) Nº 1131/2011 de la Comisión de 11 de noviembre de 2011 por el que se modifica el anexo II del Reglamento (CE) no 1333/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo en lo que respecta a los glucósidos de esteviol.
  6. Reglamento (UE) Nº 1049/2012 de la Comisión de 8 de noviembre de 2012 por el que se modifica el anexo II del Reglamento (CE) Nº 1333/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo en lo relativo a la utilización del jarabe de poliglicitol en determinadas categorías de alimentos.
  7. Soffritti M, Belpoggi F, Manservigi M, Tibaldi E, Lauriola M, Falcioni L, Bua L. Aspartame administered in feed, beginning prenatally through life span, induces cancers of the liver and lung in male Swiss mice. Am J Ind Med. 2010 Dec; 53 (12): 1197-206.
  8. Halldorsson TI, Strom M, Petersen SB, Olsen SF. Intake of artificially sweetened soft drinks and risk of preterm delivery: a prospective cohort study in 59,334 Danish pregnant women. Am J Clin Nutr. 2010 Sep; 92(3), 626-633.
  9. European Food Safety Authority. EFSA Statement on the scientific evaluation of two studies related to the safety of artificial sweeteners. EFSA Journal 2011;9(2):2089.
  10. European Food Safety Authority [sede Web]. [actualización 4 de marzo de 2013; acceso 3 de abril de 2013]. Aspartame. Disponible en: http://www.efsa.europa.eu/en/topics/topic/aspartame.html
  11. Euromonitor International. [actualización 11 de febrero de 2013; acceso 3 de abril de 2013]. Bandy L. E960: Stevia may be an additive but its natural sourcing will make it a winner. Disponible en: http://blog.euromonitor.com/2013/02/e960-stevia-may-be-an-additive-but-its-natural-sourcing-will-make-it-a-winner.html
Valoración: 

Sin votos

Añadir nuevo comentario

(If you're a human, don't change the following field)
(If you're a human, don't change the following field)
(If you're a human, don't change the following field)
Reglas de participación