Comprar leche materna

Montse Arboix

usuario

(@m_arboix) Enfermera experta en Promoción de Salud

Vie, 07/22/2016 - 16:00

0 comentarios

valoración 0 / 5

La Red es una plataforma donde encontrar, buscar, comprar y vender de todo. Tanto es así que, incluso, se comercializa leche materna. Aunque todavía no es una práctica habitual en España, en países como EE.UU. y Canadá hay sitios de compraventa como si se tratara de un producto de consumo cualquiera.  Pero hay que tener muy claro que es una actividad que no está regulada y existe un vacío legal.

Sin embargo, desde la Asociación Española de Pediatría (AEP) se advierte de que adquirir leche materna por Internet puede suponer un alto riesgo para la salud del bebé, ya que es complicado –y difícilmente demostrable- que se sigan los mismos requisitos que se utilizan en los bancos de leche y que aseguran su inocuidad: selección de las donantes, extracción higiénica, uso de recipientes adecuados, transporte que respete la cadena de frío, realización de cultivos microbiológicos y pasteurización, entre otros. Es decir, se manipula la leche materna como un producto biológico con potencial riesgo de contaminación y transmisión de enfermedades infecciosas.
 
De ello también se ha hecho eco la Organización Médica Colegial de España, que ha alertado sobre ello, pues no se asegura ni la higiene ni la cadena de frío y, como confirman algunos estudios, existe riesgo real de transmisión de enfermedades.
 
Un estudio publicado en Pediatrics (1) analizó 101 muestras de leche materna comprada en Internet y las comparó con otras 20 muestras no pasteurizadas obtenidas de un banco de leche. Los autores concluyen que las primeras mostraron, en general, un crecimiento bacteriano alto (el 70% presentó bacterias, de las que un 17% eran causa de enfermedad) y frecuente contaminación con bacterias patógenas (en el 3% se detectó Salmonella). Según los investigadores, esto se relaciona con malas prácticas de recopilación, de almacenamiento o de envío (alrededor del 20% de las muestras se mandaron sin mediar refrigeración). Por ello, los bebés que consumen esta leche están en riesgo de infección, más si son prematuros –que tienen un sistema inmunológico deficiente- o sufren alguna enfermedad. 
 
Los autores exponen que, a pesar de que los bancos de leche han aumentado en los últimos años, todavía es un recurso limitado cuando la madre no puede satisfacer todas las necesidades de su hijo. 
 

Los bancos de leche: la mejor opción

Un Banco de Leche es el dispositivo sanitario preparado para la obtención de leche materna y poder procesarla, almacenarla y distribuirla con todas las garantías sanitarias necesarias. Aunque en algunos países hay disponibles desde los inicios del siglo XX, es en la época actual donde han cobrado mayor auge y se han extendido por todo el mundo. Los bancos de leche son de gran ayuda en los problemas de alimentación del recién nacido, cuando no es posible la lactancia materna: por fallecimiento materno, por infecciones, como la del VIH o sida, herpes activo en las mamas, tuberculosis activa sin tratamiento u otras enfermedades graves como insuficiencia renal, cardiopatías o leucemia o determinados tratamientos que la hacen incompatible o peligrosa para el neonato.

Así, que haya disponible un banco de leche materna asegura la nutrición óptima del lactante, una protección inmunológica adecuada frente a enfermedades infecciosas o la prevención frente a la enterocolitis necrotizante, entre otras, además de proporcionar factores de crecimiento que ayudan al desarrollo del neonato. Incluso, en algunos países se ha demostrado que tener disponible un banco de leche de estas características en la comunidad ha favorecido la tasa de adherencia a la lactancia materna.

En España está la Asociación de Bancos de Leche Humana (AEBLH), una organización sin ánimo de lucro que busca promover todas aquella actividades relacionadas con todo el proceso de preparación de leche materna para distribuirla a quienes lo necesiten con lucrativa, desde la obtención hasta su distribución, además actividades que favorezcan la lactancia materna.

Lactancia materna: beneficios sin límite 

A estas alturas nadie pone en entredicho que la lactancia materna sea la mejor manera de proporcionar los nutrientes necesarios al neonato. Desde la Organización Mundial de la Salud recomiendan su exclusividad hasta los seis meses y mantenerla junto con la alimentación complementaria hasta los dos años de edad como mínimo.  

A pesar de que un niño alimentado con leche materna tiene menos probabilidades de sufrir alergias, infecciones digestivas y respiratorias y enfermedades dermatológicas, también lo protegen de enfermedades como la diarrea y la neumonía y el síndrome de muerte súbita. Pero los beneficios no solo se quedan en la niñez más temprana, sino que se ha demostrado que los adultos que fueron amamantados de niños tienen menor riesgo de sufrir diabetes tipo 2, sobrepeso u obesidad.

Por otro lado, la mujer también se beneficia de esta alimentación: la recuperación postparto es más rápida, ayuda a adelgazar si se combina con una dieta balanceada y actividad física y protege frente algunos cánceres, como el de ovario o el de mama.

 

BIBLIOGRAFÍA:

1. Keim SA,  Hogan JS, McNamara KA, Gudimetla V,  Dillon CE et al. Microbial Contamination of Human Milk Purchased Via the Internet. Pediatrics. 2013; 132 (5): 1227-35.

Valoración: 

Sin votos

Habla de...

Lactancia materna, leche

Añadir nuevo comentario

(If you're a human, don't change the following field)
(If you're a human, don't change the following field)
(If you're a human, don't change the following field)
Reglas de participación