Enfermedades de transmisión alimentaria

Montse Arboix

usuario

(@m_arboix) Enfermera experta en Promoción de Salud

Mar, 12/15/2015 - 17:16

2 comentarios

valoración 0 / 5

Las enfermedades transmitidas por alimentos (ETA), que se desarrollan a partir de un alimento o de agua contaminada, todavía hoy constituyen una importante causa de morbimortalidad y discapacidad, en contra de lo que se pueda creer, y suponen un importante problema de salud pública en todo el mundo, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. Además, son una gran carga para los sistemas sanitarios y perjudican la economía, el comercio y el desarrollo de los países.

Su causa es la ingestión de alimentos insalubres, y es el propio alimento el que actúa de vehículo de transmisión de organismos dañinos o/y sustancias tóxicas. La contaminación puede producirse en cualquier etapa del proceso que va desde la producción (granja) a su consumo (cocina).

La Organización Mundial de la Salud (OMS)  estima que cada año cerca de 600 millones de personas enferman por consumir alimentos contaminados, lo que equivale a una de cada diez personas. Por poner un ejemplo: las enfermedades diarreicas, la mayoría provocadas por agua o alimentos contaminados, ocasionan cada año 1,8 millones de muertes en niños. Los países en desarrollo se llevan la peor parte, entre los que destaca el continente africano, donde se crea un círculo vicioso de diarrea y malnutrición.

Se han descrito más de 250 enfermedades diferentes. La mayoría de estas enfermedades son infecciones, causadas por distintas bacterias, virus y parásitos, aunque también hay que son provocadas por la ingestión de toxinas naturales, como en el caso de las setas venenosas, o por productos químicos nocivos, como metales y contaminantes ambientales, plaguicidas y aditivos alimentarios mal utilizados, sustancias químicas empleadas para tratar animales o productos químicos de limpieza. Este amplio abanico de causas ocasiona muchos síntomas diferentes. No obstante, como la vía de transmisión es oral, a menudo, los primeros indicios surgen en el sistema gastrointestinal.

Los síntomas de una enfermedad transmitida por alimentos

Los síntomas dependen de la causa que origine la enfermedad y pueden aparecer a las horas de la ingesta o, incluso, después de días o semanas, aunque lo más habitual es que las primeras señales se manifiesten en las 24-72 horas posteriores. Los síntomas clínicos más frecuentes de una enfermedad provocada por los alimentos son gastrointestinales (náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea), pero hay que tener en cuenta que también pueden ocasionar problemas de salud a largo plazo, como advierten desde la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC). Según los especialistas de la SEIMC, algunas enfermedades muy graves, como el cáncer, la artritis y los trastornos neurológicos, pueden ser producidas por alimentos contaminados.  Y, por supuesto, las personas más  frágiles ante estas enfermedades son lactantes, niños pequeños, embarazadas y ancianos, sin olvidar a aquellas personas con el sistema inmunológico débil. En ellos, los efectos pueden ser muy graves e, incluso, mortales.

Prevenir las enfermedades transmitidas por alimentos

Un alimento puede contaminarse en cualquier eslabón de la cadena desde el lugar de producción al consumo. Por ello, está en manos de todos preservar su inocuidad. La OMS esgrime que la mayoría de estas patologías se pueden prevenir con una manipulación apropiada de los alimentos. En algunos casos, medidas tan sencillas como el lavado y el pelado del alimento ya reducen de manera significativa las sustancias químicas que podrían estar presentes en su superficie. Otros de los puntos claves son mantener la limpieza y asegurarse de lavarse bien las manos, separar los alimentos crudos de los cocinados para evitar la contaminación cruzada, cocinar completamente los alimentos, conservarlos a una temperatura adecuada y usar agua y materias primas seguras.

 

 

Valoración: 
0

Sin votos

Te recomendamos

Comentarios

Imagen de Anónimo
Me parece interesante ya que sirve para sensibilizar a la población y a los responsables de la producción transformación y control de la cadena alimentaria
Imagen de Anónimo
mi hijo mayor desde que cumplio los 2 af1itos le note una tos seca ,persistente en pleno mes de agtsoo ,cuando cumpio los 6 af1itos le hicieron las pruevas ,sacandole alergia al olivo,graminias,,y le mandaron unas vacunas que yo empece a ponerle pero yo soy negativa a los medicamentos de por vida ,y conociendo a personas mayores. igual que mi hijo y que vacunandose siempre estaban peor yo deje de hacerlo y creo hacerte pues mi hijo su organismo fue luchando y se crecio en defensas para no le diese fatiga ,las vacunas son veneno algunas hasta adulteradas en la epoca de mi hijo pillaron a un medico que les metia agua ,era especialista de alergia y constructor de la vacuna adulterada lo mejor que pude hacer fue dejar de ponerle ese producto al cual era alergico ,pues por logica se entiende mejor ,,tu le metes a tu cuerpo a lo que el es alergico ,lo estas perjudicando pues relentiza su oxigenacion ,ademas todos o casi todos los medicamentos de alergia llevan corticoides ,con contraindicaciones vestiales,,,yo humildemente os digo dejar el organismo se defienda ante lo que lo ataca,,,no dejeis que la industria farmaceutica os haga cronicos,,,,,gastan muy poco dinero en investigacion de este problema es de sufrir pero no de morir el cuerpo humano es muy sabio ,mi hijo ahora tiene 26 af1os y esta estupendo hace bastantes af1os ,,,,,,,

Añadir nuevo comentario

(If you're a human, don't change the following field)
(If you're a human, don't change the following field)
(If you're a human, don't change the following field)
Reglas de participación