La dieta Perricone y los peligros para la salud

Montse Arboix

usuario

(@m_arboix) Enfermera experta en Promoción de Salud

Mié, 06/03/2015 - 22:12

0 comentarios

valoración 5 / 5

La llegada del buen tiempo se acompaña, año tras año y de manera irremediable, de la tan recurrida operación bikini. Y parece ser que la que más apunta a ser la de dieta de moda este verano es la dieta Perricone. Sin embargo, sus defensores no la promocionan como una dieta para perder peso en la antesala de los días de playa, aunque sí como una manera de recobrar la juventud y la lozanía de la piel de mano de alimentos a los que se le atribuyen efectos antiinflamatorios, antioxidantes celulares y antiaging

Desmontando la dieta Perricone

El Dr. Nicholas V. Perricone es dermatólogo en los EE.UU., donde  es reconocido como el autor de la "Teoría del Envejecimiento causado por la Inflamación". El autor basa el tratamiento, de lo que él describe como ‘problemas de la edad’ y que no dejan de ser las muestras visibles del paso de los años sobre la piel, en tres pilares: dieta, suplementos nutricionales y cosméticos. Según publicita, con todo ello, se puede frenar el envejecimiento de la piel e, incluso, revertir los resultados que ya hayan aparecido. 

La dieta se basa en un alto consumo de proteínas animales, frutas y verduras, cereales, grasas saludables y frutos secos. Ello se acompaña de consejos, por otro lado, con más o menos sentido común, como los beneficios que aporta comer frutas y verduras, o sobre la importancia de abandonar determinados hábitos insanos, como el fumar, el azúcar añadido, el café o el alcohol, entre otros. 

Otro de los puntos controvertidos es la recomendación sobre la necesidad de suplementar la dieta con una larga lista de vitaminas y minerales. No obstante, como bien explica el dietista-nutricionista Julio Basulto en 'Dieta Perricone: falsas promesas, riesgos veraces', de momento, no hay evidencia científica que sostenga tales afirmaciones.  De hecho, sí que existen certezas de todo lo contrario: el uso indiscriminado de estos suplementos, a la par que innecesarios, puede ser peligroso para la salud. Una de las investigaciones más importantes, donde se analizaron se analizaron los datos de más de 232.000 participantes en 68 ensayos clínicos y 385 publicaciones, fue publicada en Journal of American Medical Association (JAMA) en 2005 y concluía que los suplementos de betacaroteno, vitamina A y E aumentan la mortalidad. Otro trabajo, realizado en una población de más de 38.000 mujeres de entre los 55 y los 69 años y publicado en Archives of Internal Medicine, señalaba que el consumo de complementos con vitaminas B6,  ácido fólico, zinc, magnesio, hierro y cobre, se asocia a un mayor riesgo total de mortalidad por diferentes causas; de la misma manera que los resultados del estudio SELECT (JAMA, 2011), que revelaban que la vitamina E aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de próstata. A tenor de los resultados, la comunidad científica está de acuerdo en que si se sigue una dieta sana y equilibrada, no hay que tomar vitaminas ni suplementos de ningún tipo. Y, en todo caso, antes de automedicarse, lo mejor es dejarse aconsejar por un profesional de la salud.

La tercer flanco por donde este método ataca el proceso del envejecimiento cutáneo es directamente sobre la piel, con una línea de cosméticos específicos diseñados bajo su firma, que se comercializan en su tienda de Nueva York que prometen (eso sí, si se hace todo a la vez) recuperar una apariencia cutánea juvenil y tonificada.  
Todos estos argumentos podrían hacer pensar en que se está delante de otro gurú de una dieta ‘milagrosa’ como ya sucedió en su día con Pierre Dukan, autor de la célebre dieta hiperproteica que lleva su nombre, que tanto prometía y tantos seguidores tuvo. Este personaje pasó de ser tratado como una eminencia a, desde primeros del año pasado, ser expulsado del Colegio de Médicos de Francia, precisamente, por haberse querido lucrar a través de su método y por los riesgos de desequilibrio nutricional que entraña su famosa dieta. 

Cuidado con las dietas milagro

Las dietas milagro, que prometen una pérdida de peso rápida  y, a menudo con poco esfuerzo, pueden ser peligrosas para la salud por sus restricciones calóricas o de determinados alimentos o nutrientes. Detrás de apelativos como de la alcachofa, disociada, del grupo sanguíneo, de la manzana, entre otros, están regímenes hipocalóricos insanos, ricos en enunciaciones no sustentadas por estudios científicos avalados, que quedan muy lejos de la promoción de una alimentación sana y equilibrada.

Por ello, antes de ‘ponerse a dieta’, lo mejor es consultar con el profesional de salud de referencia para un asesoramiento dietético correcto e individualizado. Un cambio hacia una forma de nutrirse más saludable, en la mayoría de los casos, pasa por la adquisición de unos hábitos –no solo alimentarios- correctos. Seguir dieta para pérdida de peso de manera rápida solo puede provocar desequilibrios nutricionales y provocar el temido efecto yoyó, entre otros.

 

 

BIBLIOGRAFÍA:
*Dietas milagro: un riesgo para la salud. Estrategia NAOS: http://www.naos.aesan.msc.es/csym/
*Recomendaciones nutricionales basadas en la evidencia para el tratamiento y prevención del sobrepeso y la obesidad en adultos: http://www.fesnad.org/pdf/Consenso_FESNAD_SEEDO_2011.pdf

Valoración: 
5

Average: 5 (1 vote)

Te recomendamos

Añadir nuevo comentario

(If you're a human, don't change the following field)
(If you're a human, don't change the following field)
(If you're a human, don't change the following field)
Reglas de participación