La moda de los zumos verdes

Montse Arboix

usuario

(@m_arboix) Enfermera experta en Promoción de Salud

Lun, 08/31/2015 - 12:23

0 comentarios

valoración 0 / 5

No hay discusión sobre que las frutas y las hortalizas son alimentos saludables y que deben estar presentes en dieta diaria. Sin embargo, el abandono de la Dieta Mediterránea hace que cada día se consuman menos. Sin ir más lejos, un estudio reciente ha cifrado en un 85% los niños españoles menores de 9 años los que no toman una ración de verdura a diario. Y los porcentajes no son mejores en otras franjas de edad.

Una buena opción para integrarlos en la dieta diaria son los batidos o zumos verdes. Elaborados con lechuga, berros, espinacas o pepino, entre otros, mezclados con manzana o zumo de limón son de un gusto agradable y, según la nutricionista Maite Zudaire, ricos en clorofilas, carotenoides, antocianinas o licopeno, muy interesantes por su potencial antioxidante, además de hierro, magnesio, folatos, potasio y vitamina K. Pero aunque sean ingredientes indiscutiblemente sanos y cuya ingesta beneficia el estado de salud general, ¿hay que confiar en que sean la solución a cualquier problema de salud?

Zumos verdes: ¿demasiadas promesas?

Con promesas de desintoxicar el organismo y de alcanzar una salud de hierro, desde hace un tiempo, están en boga los licuados verdes o green smoothies. Los seguidores de esta corriente abogan a su favor que los batidos verdes aportan vitaminas y minerales, depuran el organismo, proporcionan energía y vitalidad, regulan el tránsito intestinal, retardan el envejecimiento celular por su poder antioxidante y alcalinizan el organismo.

En cuanto a este último punto, quienes promueven los beneficios de seguir una dieta alcalina defienden que el pH (una medida de acidez o alcalinidad que viene determinada por la concentración de iones hidronio) de los alimentos debería acercarse al pH de nuestra sangre, que oscila entre el 7,35 y el 7,45. Así, alimentos como frutas frescas y verduras crudas alcalinizan el organismo, y legumbres, carnes o cereales, entre otros, que acidifican, la dañarían. Sin embargo, nuestra sangre no es "tan alcalina" como se supone, ya que se considera una disolución ácida aquella que tiene un pH menor de 7, y alcalina, del 7 al 14. Además, que la dieta alcalina sea mejor para la salud no tiene, por el momento, ningún aval científico.

Como cualquier moda, las campañas de publicidad combinan argumentos nutricionales y médicos y declaraciones de personajes famosos para convencer a la población que no siempre se ciñen a lo científicamente demostrado. Como explica el experto Julio Basulto en un artículo, seguir una dieta détox sin control y con el objetivo de perder peso o desintoxicar el organismo es similar a hacer una dieta milagro y no está exenta de riesgos. Abandonar un patrón de alimentación saludable, alejarse de terapias eficaces o deficiencia de nutrientes esenciales y vitaminas son algunos de los peligros que se les podrían asociar.

Green smoothies con hábitos saludables

No se pone en duda el poder nutritivo de los zumos, sean  verdes, naranjas o rojos, pero siempre dentro del marco de una alimentación sana y equilibrada, de la que la Dieta Mediterránea es el mayor exponente. Las promesas de una salud inmejorable con esfuerzo cero, vende mucho, pero no es lo más saludable ni lo más barato. Creer que por sumarse a esta tendencia verde sin adoptar un estilo de vida saludable y sin apartar hábitos insanos como el tabaquismo, el consumo de alcohol y otras sustancias tóxicas, el estrés o el sedentarismo, por citar algunas, no tiene demasiado sentido.

Para la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), un estilo de vida saludable que aporte mejoras en la salud es una opción, en mayor grado, de cada uno. El grupo de trabajo de Educación Sanitaria y Promoción de la Salud en su ‘Decálogo para vivir más, mejor y más feliz’ recomienda, además de una dieta sana, equilibrada y variada, ingerir el mínimo de alcohol (cero consumo en niños y embarazadas o al ir a conducir), evitar el consumo de tabaco y drogas, hacer un consumo racional de medicamentos, ser prudente y utilizar las medidas de prevención necesarias al tomar el sol, realizar actividad física, cuidar la salud sexual y no correr riesgos innecesarios, ser responsable en la conducción, tener una actitud positiva y participar en la vida comunitaria.

Valoración: 

Sin votos

Añadir nuevo comentario

(If you're a human, don't change the following field)
(If you're a human, don't change the following field)
(If you're a human, don't change the following field)
Reglas de participación