PREDIMED y cáncer de mama

Montse Arboix

usuario

(@m_arboix) Enfermera experta en Promoción de Salud

Mar, 11/03/2015 - 10:15

0 comentarios

valoración 0 / 5

Los datos del PREDIMED

PREDIMED  (por prevención con dieta mediterránea) es uno de los mayores estudios sobre nutrición realizado en España, y cuyo objetivo era demostrar mediante evidencia científica que la Dieta Mediterránea es un elemento útil en la prevención primaria de las enfermedades crónicas. En él se incluyeron 7.447 personas con alto riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular, esto es, tenían diabetes tipo 2 o tres o más factores de riesgo cardiovascular, como tabaquismo, hipertensión arterial, LDL-colesterol alto, HDL-colesterol bajo, sobrepeso o antecedentes familiares de enfermedad coronaria precoz, pero sin enfermedad cardiovascular previa. Se les asignó al azar una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra, una dieta mediterránea suplementada con frutos secos o una dieta control que incluía consejos para reducir el aporte de grasa, pero sin promover la actividad física ni la restricción de calorías. Eso sí, todos recibieron, cada tres meses, soporte dietético.

Hace años que se empezaron a analizar los datos obtenidos, y los primeros resultados ya que señalaban que las personas que suplementaron su dieta con aceite de oliva tenían una disminución del 8% en los indicadores de inflamación en las arterias, porcentaje que se elevaba al 9% si incluían en su dieta frutos secos (nueces, avellanas y almendras). En ambos casos, los parámetros analíticos eran mejores, y en estos dos grupos había menor frecuencia de infartos de miocardio, de ictus y de muerte por causa cardiovascular, comparados con los participantes que no tomaban ninguna grasa. Así, con PREDIMED se demostró la capacidad de la dieta para disminuir el riesgo de la enfermedad cardiovascular y, a consecuencia, la tasa de mortalidad asociada: la Dieta Mediterránea suplementada con nueces reduce el riesgo de incidencia de enfermedades cardiovasculares en un 28% y una enriquecida con aceite de oliva virgen extra lo hace en un 30%.

Dieta Mediterránea contra el cáncer de mama

Recientemente, nuevos análisis han aportado un nuevo y esperanzador dato: la Dieta Mediterránea aliñada con aceite de oliva extra reduce hasta en un 66% el riesgo de desarrollar cáncer de mama, según las conclusiones que se desprenden de un artículo publicado en JAMA, la revista digital de la American Medical Association.

Para este nuevo análisis, se escogieron un total de 4.282 mujeres de entre 60 y 80 años (con alto riesgo cardiovascular), incluidas previamente en PREDIMED. Tras seguirlas durante 4,8 años se identificaron 35 casos de cáncer de mama. Las tasas observadas (por cada 1.000 personas/año) fueron 1,1 para la dieta mediterránea y aceite de oliva, 1,8 para la dieta mediterránea con frutos secos, y 2,9 para el grupo control. Este resultado muestra que es posible encontrar un efecto en las intervenciones dietéticas a largo plazo con efectos sobre la incidencia del cáncer, como el que muestra la Dieta Mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra en la prevención primaria del cáncer de mama. Aunque los autores precisan que estos resultados deben ser confirmados con más estudios y a más largo plazo.

Según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica, en España, el cáncer de mama en mujeres es el que presenta una mayor incidencia, mortalidad y prevalencia a cinco años (29%, 15,5% y 40,8%, respectivamente). En la actualidad, es el tumor más frecuente en la población femenina, tanto en países desarrollados como en países en desarrollo, y su incidencia ha aumentado en más de un 20% en todo el mundo desde 2008. Por este motivo, el esfuerzo de muchos grupos de investigación está focalizado en avanzar en el campo de la prevención.

Dieta Mediterránea: qué la hace diferente

Desde la Fundación Dieta Mediterránea se ha realizado un listado de recomendaciones que, en forma de decálogo, resume los puntos más relevantes, y que le da importancia tanto a qué alimento se escoge, como a la manera de cocinarlo y consumirlo, y al estilo de vida.

1. Abundancia de alimentos de origen vegetal (como reza el slogan, “5 al día”). En este apartado se incluyen frutas, verduras, legumbres, setas y frutos secos, muy interesantes desde el punto de vista nutricional, ya que aportan vitaminas, minerales, fibra y agua. Por su contenido en antioxidantes y fibra pueden contribuir a prevenir algunas enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer, entre otras.
2. Pan y cereales por su aporte de carbohidratos. Mejor la opción integral, ya que el procesado destruye algunos nutrientes como el magnesio, el fósforo y la fibra.
3. Cada día, de postre, fruta fresca. Aunque no hay que prescindir de ellas como tentempié, a media mañana o en la merienda. El consumo de pastelería debería ser ocasional.
4. Aceite de oliva como principal fuente de grasa. Es rico en vitamina E, beta-carotenos y ácidos grasos monoinsaturados, que ayudan a proteger la salud del corazón.
5. Los alimentos, mejor frescos y de temporada.
6. Consumo diario de productos lácteos, en forma de queso y yogur. Son excelentes como fuentes de proteínas, minerales y vitaminas. Cuando son fermentados, como el caso del yogur, ayudan a mantener un buen equilibrio de la flora intestinal
7. Carne roja con moderación, mejor magra. La procesada, en pequeñas cantidades, como ingrediente de bocadillos y otros platos.
8. Pescado, mejor azul, y huevos, 3 o 4 a la semana, como alternativa a las proteínas animales.
9. Asegurarse una buena hidratación, bebiendo de 1,5  a 2 litros de agua al día. El vino hay que consumirlo con moderación y dentro de una dieta equilibrada.
10. Mantenerse activo: realizar ejercicio físico adecuado a la edad y a la condición de cada uno, pero de forma regular. Lo idóneo es una hora diaria como mínimo cinco días a la semana.

 

BIBLIOGRAFÍA:

*Estruch R, Ros E, Salas-Salvadó J, Covas MI, Pharm D, Corella D, Arós F, et al. the PREDIMED Study Investigators. Primary Prevention of Cardiovascular Disease with a Mediterranean Diet. N Engl J Med 2013; 368:1279-90

*Toledo E, Salas-Salvadó J, Donat-Vargas C, et al. Mediterranean Diet and Invasive Breast Cancer Risk Among Women at High Cardiovascular Risk in the PREDIMED Trial: A Randomized Clinical Trial. JAMA Intern Med. Published online September 14, 2015. doi:10.1001/jamainternmed.2015.4838.

Valoración: 

Sin votos

Añadir nuevo comentario

(If you're a human, don't change the following field)
(If you're a human, don't change the following field)
(If you're a human, don't change the following field)
Reglas de participación