PREVENCIÓN DE REINFECCIONES URINARIAS SIN ANTIBIÓTICOS

Dom, 02/26/2017 - 11:29

0 comentarios

valoración 5 / 5

Se considera ITU (Infecciones del Tracto Urinario)  recurrente cuando existen al menos tres episodios en el último año o dos en los últimos 6 meses. Más del 20% de las mujeres no embarazadas con infección urinaria experimentarán una recurrencia. De éstas, el 80% serán debidas a reinfección (nueva infección) y el 20% a recidiva.

Escherichia coli es el agente infeccioso más frecuente en mujeres, sobre todo jóvenes. Esta bacteria forma parte de la flora comensal del tubo digestivo y se elimina por las heces.

La microbiota fecal, perineal y uretral constituye el reservorio de las cepas de E. coli. La cistitis se va a producir por contaminación de estas bacterias y de forma ascendente, existiendo una serie de factores del huésped predisponentes como la edad (más frecuente en mujeres postmenopáusicas), las condiciones anatómicas y fisiológicas del tracto urinario y los hábitos sexuales, el uso de cremas espermicidas, el embarazo y una historia de infecciones previas.

Factores predisponentes:

  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Enfermedades que disminuyen las defensas.
  • Cansancio, estrés.
  • Infecciones de otras partes del aparato genitourinario (vaginitis).
  • Escaso consumo de líquidos.
  • Incontinencia urinaria.
  • Uso de prendas muy ajustadas.
  • Utilización de diafragma o DIU.
  • Malformaciones o prolapsos uroginecológicos.

Por otro lado, la microbiota bacteriana vaginal normal, generalmente formada por especies del género Lactobacillus u otras especies formadoras de ácido láctico, ejerce un papel protector frente a las ITU. Cuando por algún motivo la población bacteriana que forma la microbiota se altera y disminuye el número de Lactobacillus, la colonización por E. coli y otros uropatógenos aumenta, pudiendo producirse la infección de la vejiga e incluso ascender por los uréteres hasta los riñones.

PROFILAXIS DE IU DE REPETICIÓN NO ANTIBIÓTICA

  • ARÁNDANO ROJO O AMERICANO

El arándano rojo americano (Vaccinium macrocarpon Ait.) es un arbusto originario de Norteamérica.

Su fruto, una baya roja, ha despertado interés desde hace mucho tiempo por sus propiedades para la prevención de infecciones urinarias. Además de proteínas, vitaminas y minerales, el fruto contiene ácidos orgánicos, proantocianidinas, antocianósidos, flavonoles y pectinas. En un principio se pensó que la acidificación producida por estos ácidos era la responsable de la actividad antibacteriana del arándano. Hoy se sabe que los compuestos responsables de su acción, previniendo la adhesión bacteriana al urotelio, son la fructosa y las proantocianidinas (PAC). El zumo también reduce el colesterol total.

Las proantocianidinas de tipo A son las responsables de la actividad antibacteriana del arándano rojo al inhibir la adherencia de las bacterias Gram negativas a las células epiteliales de las vías urinarias y, además, facilitan la reconstrucción de la capa protectora de glucosaminoglicanos (con la que las PAC tienen similitud estructural) de la pared vesical, lo que a su vez evita que nuevos microbios puedan adherirse y colonizar de nuevo la vejiga.

Las proantocianidinas de tipo B, presentes en el té verde, en la uva o en el chocolate, están desprovistas de esta capacidad antiadherente.

El arándano rojo posee actividad antiadherente, dificultando que las bacterias, en especial E. coli, se fijen a las células epiteliales de la vejiga. Esta actividad está mediada por dos tipos de sustancias:

  • La fructosa, común en muchos zumos de fruta, que inhibe la adherencia de E. coli p-fimbriada tipo 1 (manosa sensible).
  • Las proantocianidinas tipo A que inhiben la adherencia de E. coli p-fimbriada (manosa resistente).

El efecto antiadhesivo de las PAC es proporcional a su concentración, es dosis dependiente, a mayor concentración de PAC, mayor efecto preventivo contra las ITU. Diversos estudios concluyen que la administración de una elevada concentración de PAC coincide con una reducción de la reincidencia de este tipo de infecciones, permitiendo mejorar la calidad de vida, la salud y el confort de las pacientes, con un perfil de seguridad muy elevado.

El uso del arándano rojo en la prevención de cistitis recurrentes se ha extendido en los últimos años. De la utilización del zumo se ha pasado al empleo de cápsulas o tabletas con una dosis estandarizada que hacen que su uso sea más efectivo y más seguro. También se consigue un mayor cumplimiento que es el principal problema, ya que muchas pacientes abandonan el tratamiento tras unos meses.

Los arándanos pueden disminuir el número de infecciones urinarias sintomáticas en mujeres jóvenes.

Su uso en el tratamiento y prevención de la cistitis tiene un grado de evidencia 1b.

Las pautas posológicas más frecuentes serían:

  • En la prevención: una dosis de 120 mg al día (se recomienda su empleo durante al menos 30 días seguidos para conseguir que E. coli no vuelva a repoblar el tracto urinario y repetir el tratamiento 3 o 4 veces al año. Incluso en casos más complicados se puede recomendar tomar una dosis diaria de por vida).
  • En el tratamiento: una dosis de 120 mg cada 12 h en la aparición de los primeros síntomas.
  • En cistitis postcoital: una cápsula los 3 días posteriores al coito.
  • VITAMINA C:

El efecto antiadherente del arándano se ve reforzado en ambiente ácido por lo que su asociación con vitamina C podría mejorar su rendimiento. Los medios ácidos dificultan la proliferación bacteriana y el ácido ascórbico -o vitamina C- actúa como acidificador del medio urinario cuando se excreta a través de la orina.

  • BREZO:

Calluna vulgaris o Erica cinérea. La parte oficinal es la subunidad florida, contiene proantocianidinas y flavonoides. Tiene propiedades diuréticas y antisépticas.

  • ÁCIDO URSÓLICO:

Es un compuesto triterpénico pentacíclico, presente en varias especies vegetales, entre otras y en alta proporción en Salvia officinalis L. de donde se extrae de forma estandarizada para su empleo en fitoterapia. También está presente, aunque en pequeña cantidad, en los arándanos.

La infección urinaria produce irritación e inflamación en el tracto urinario, el ácido ursólico ayuda a reparar este tejido dañado.

Estudios recientes demuestran también un efecto antiadherente y, por lo tanto, inhibidor de la colonización por uropatógenos. Es conveniente la toma de preparados que, además de arándanos, contengan salvia, ya que ésta es rica en este ácido. La salvia es un potente antiinflamatorio y antioxidante y ayuda a regenerar el tejido dañado. Por otra parte, de la salvia pueden obtenerse preparados con concentraciones suficientes de dicho ácido.

  • MANOSA:

D-manosa inhibe la adhesión de E. coli a la mucosa, impidiendo por tanto su proliferación y una posible infección. Prolonga el efecto de la antibioterapia: un sobre/día durante 30 días.

Aumenta la protección, previene las cistitis recurrentes: un sobre/día durante 30 días, un mínimo de 3 meses .

  • XILOGLUCANO:

El xiloglucano es un polisacárido presente en muchos vegetales y tiene propiedades mucoprotectoras. Es un nuevo agente para la protección de la mucosa intestinal y la prevención de las alteraciones en la permeabilidad de las uniones oclusivas mediadas por bacterias.

Tiene la capacidad de adherirse a la capa mucosa del epitelio intestinal, formando un film protector en la superficie de la mucosa que previene la adhesión de bacterias uropatogénicas, así como su proliferación y migración a otros órganos, particularmente el sistema urinario.

  • HIBISCO:

El Hibiscus sabdariffa es una planta originaria de Sudáfrica. El extracto de la planta entera (incluyendo el sépalo floral) es rica en flavonoides, alcaloides, antocianidinas y distintos ácidos orgánicos, además de contener minerales como el fósforo, magnesio y calcio. Su interés en el tratamiento de infecciones bacterianas reside en sus propiedades antioxidantes y su capacidad para modificar el pH del entorno.

El hibisco actúa en la vejiga impidiendo la proliferación bacteriana, es rico en ácidos orgánicos con capacidad para acumularse en la vejiga, acidificando el pH de la orina.

Valoración: 
5

Average: 5 (1 vote)

Te recomendamos

Añadir nuevo comentario

(If you're a human, don't change the following field)
(If you're a human, don't change the following field)
(If you're a human, don't change the following field)
Reglas de participación