EL PAPEL DE LOS ACIDOS GRASOS OMEGA-3 EN LA ENFERMEDAD CARDIO-VASCULAR.

Lun, 03/28/2016 - 19:38

0 comentarios

valoración 5 / 5

EL PAPEL DE LOS ACIDOS GRASOS OMEGA-3 EN LA ENFERMEDAD CARDIO-VASCULAR

 

El interés por los beneficios de las grasas omega-3 en la salud cardio-vascular se remonta a estudios epidemiológicos realizados entre la población de Groenlandia, donde se observó una tasa de muy baja de mortalidad por enfermedades coronarias, atribuibles a su elevado consumo de ácidos grasos omega-3 de origen marino (ácido eicosapentanoico EPA y docosahexanoico DHA).

Estos omega-3 se encuentran en pescados y mariscos, sobre todo en pescados azules (sardina, boquerón, caballa, palometa, chicharro, atún, bonito del norte, pez espada, salmón, etc ).

El papel preventivo de los omega-3 en las diferentes etapas de la vida se explica por la alteración beneficiosa del perfil de los factores de riesgo cardio-vascular, como los triglicéridos en suero, la presión arterial, la disfunción endotelial, la inflamación y la trombosis.

Los ácidos grasos poliinsaturados (AGPI) omega-3 tienen propiedades antiinflamatorias que podrían ser de utilidad en el tratamiento de algunas enfermedades crónicas.

Se  ha comprobado que en nuestra dieta existe una carencia de estos ácidos ya que los expertos consideran que sería conveniente tomar como mínimo 100 mg al día, lo que equivaldría a tomar 50-60 gramos de pescado azul, cosa que casi nadie hace.

Estos ácidos grasos son especialmente necesarios durante la gestación y el primer año de vida para el crecimiento del feto y del lactante.

 

Evidencia científica de los AGPI omega-3 sobre la salud cardiovascular.

 

Recomendación Indicación
Tomar pescados o mariscos al menos 3 veces por semana. Reduce los episodios cardio-vasculares por los aceites de pescado EPA y DHA.
Ingerir 2-4 gramos de aceites de pescado que contengan EPA + DHA para reducir los triglicéridos.

Efecto beneficioso en hipertrigliceridemia dosis dependiente de los ácidos grasos omega-3. Reduce también la tensión arterial y mejora el ritmo cardiaco.

Aumentar el consumo de nueces (ricas en ALA) omega-3 de origen vegetal biológicamente menos potente que el aceite de pescado.

Efecto protector de la enfermedad cardiaca coronaria mortal.

 

La hipertensión arterial (HTA) también es un importante factor de riesgo cardiovascular modificable. La evidencia actual sugiere que individuos mayores e hipertensos tomen dosis altas de omega-3. Así mismo en personas con la tensión ligeramente alta antes de comenzar el tratamiento con fármacos, así como para el correcto desarrollo de su sistema nervioso y de sus órganos de visión.

No hay que olvidar que la dieta mediterránea es una gran herramienta útil en la prevención y tratamiento de enfermedades cardiovasculares.

Mediante el consumo de alimentos típicamente mediterráneos como frutas, cereales, aceite de oliva, pescados y  frutos secos.

 

Indicaciones y beneficios que se les atribuyen:

 

  1. Enfermedades cardiovasculares
    1. Hipercolesterolemia.
    2. Prevención y tratamiento del infarto de miocardio.
    3. Prevención y tratamiento de trombosis y arritmias.

 

  1. Procesos inflamatorios crónicos
    1. Intestinales: colitis ulcerosa y enfermedad del Crohn.
    2. Pulmonares: procesos asmáticos y efecto protector en fumadores.
    3. Osteoarticulares: artritis reumatoide y artrosis.
    4. Dermatológicas: psoriasis, eczemas y dermatitis atópica.
    5. Oftalmológica: degeneración macular.

 

  1. Se encuentra en estudio su acción protectora frente a varios tipos de tumores.

 

La mayor evidencia científica de los beneficios de los omega-3 es para los enfermos cardiovasculares y para algunas enfermedades autoinmunes inflamatorias (artritis reumatoide).

Valoración: 
5

Average: 5 (1 vote)

Añadir nuevo comentario

(If you're a human, don't change the following field)
(If you're a human, don't change the following field)
(If you're a human, don't change the following field)
Reglas de participación